jueves, 1 de agosto de 2019

Primer testimonio de Alberto Hernández Calvo. Análisis



Lo primero de lo que hay que dejar constancia es de cómo quienes se han encargado de la difusión del material sobre el caso Bar España, y por lo que hoy hay unos 20 enjuiciados, han utilizado una forma de manipulación consistente en mostrar las partes de los vídeos que a ellos les interesaba para atraparnos completamente, para que confiáramos en la total veracidad del caso sin contrastar ni dudar, puesto que nuestro sistema emocional y nuestros sentimientos estaban ya entregados a las historias de los niños; en otras palabras, omitieron partes que no los expusieran tanto y dejasen lugar a la duda sobre la veracidad del caso. Con esta serie de artículos sobre los testimonios en vídeo se pretende dar una visión lo más objetiva posible, analizando cada palabra y cada gesto, contrastando también las versiones que dan cada una de las personas que han aparecido en cámara, y ya se puede adelantar que hay sorpresas.



Alberto fue uno de los niños presuntamente violados tanto en la residencia Baix Maestrat (Vinaroz) como en el Bar España (Benicarló). En esta entrevista describe cuáles fueron esos supuestos abusos tanto en la residencia como en el bar, y el ritual donde presuntamente mataron a un niño gitano en la masía Mas del Coll (Rossell). Veamos con máxima atención qué sucesos se dan a lo largo de este testimonio en vídeo, ya que desde los primeros segundos la exposición del niño es muy volátil y presenta incoherencias, contando además con que no muestra trauma, dolor psicológico, o sufrimiento, sino que está con mucha entereza y normalidad, lo cual no es muy realista y menos en una criatura que supuestamente ha experimentado cosas tan duras.

Como él mismo empieza explicando, entra por primera vez a la residencia con tres años; aunque el entrevistador lo primero que le pregunta es qué pasaba en la residencia, él contesta que un día estando allí le llevaron al Bar España; al pequeño se le ve sin saber qué contar respecto a la residencia, y este dato va a ser importante tenerlo en cuenta más adelante.

Seg 0:33 - 0:49:

- Entrevistador: "Al Bar España... ¿Eso dónde está?"
- Alberto: "En Benicarló... me parece. Entremos por una puerta pequeña"
- E: "¿Una puerta pequeña? ¿O sea, más o menos no una puerta principal, sino algo por detrás?"
- A: "Sí, algo por detrás..."


Aquí vemos que sin venir exactamente al caso empieza a contar que entraron por una puerta pequeña; esto es un dato irrelevante y da la impresión de que Alberto se ha leído todo lo que tiene que decir y lo quiere soltar de seguido porque no retiene los datos en su memoria. En esta conversación hay que recalcar además algo que va a ser común a lo largo de la entrevista, y es que el entrevistador va a responder por el niño cuando él no sepa dar más explicaciones. En este caso, hace la pregunta y da la respuesta facilitando llevar a Alberto a que diga que sí, que era una puerta que estaba detrás detrás del bar; esto es lo que se pretende en las entrevistas guiadas. A partir del minuto 1:00 es cuando habla de cómo fueron los primeros abusos en el Bar España:


Min 1:00 - 1:23:

-A: "Entramos a un cuarto y me dijeron que me bajara los pantalones, y me la metieron por el culo"
- E: "¿Pero quién fue quien te dijo que te bajaras los pantalones?"
- A: "No sé" (gesticula levantando los brazos como si eso no tuviera demasiada importancia)
- E: "¿No sabes quién fue? (Alberto niega con la cabeza) ¿Estás seguro? (atención al gesto con la boca que hace Alberto en el minuto 1:15, como queriendo decir o preguntar algo ante las numerosas veces que el entrevistador le repite que si está seguro de que no se acuerda) ¿Tú estás seguro que no te acuerdas de él ?"
- A: "¿Eh?"
- E: "¿No te acuerdas?" (Alberto sigue diciendo que no, esta vez con la cabeza gacha; está presionando al niño para obtener otra respuesta)

La forma que tiene Alberto de contar lo que dice al principio es muy casual, como si fuera un tema cualquiera, y sin embargo se le ve nervioso en ciertas ocasiones, según parece ser por las cámaras y por la presión de haber más gente en la habitación a quienes mira continuamente, como dan fe de ello sus gestos corporales y que vamos a ir señalando. Otra cosa realmente sorprendente es que no se acuerde de quién le hizo todas esas cosas, cuando difícilmente un adulto o un niño podría no recordar algo así, sobre todo cuando ha sido algo prolongado a lo largo del tiempo. Más adelante, el entrevistador ya prepara el terreno para empezar a hablar de gente de poder cuando le pregunta a Alberto si no se acuerda de ningún nombre de nadie relevante, y Alberto entiende muy bien esta pregunta porque enseguida da el nombre de Carlos Fabra sin dudar, y en el minuto 2:15 de él dice lo siguiente:

Min 2:15: "Me decía que me bajara los pantalones, me la metía, a veces... no me acuerdo muy bien, pero me parece que me metía... o sea, que me ponía la pistola en la cabeza y me decía que se la chupara, cosas de esas."

Prácticamente está describiendo lo mismo que dijo en el minuto 1:00, solo que en esa otra ocasión él dijo que no se acordaba de quién le pedía hacer eso. Las frases que empiezan con "creo que..., me parece que... no lo sé... no me acuerdo..." son una constante en todo el testimonio de Alberto, y no expresan firmeza sino todo lo contrario, es inseguridad al respecto de lo que está contando, e incluso da la sensación de que trata de hablar de un guión que no recuerda. Después de decir esto, y cuando el entrevistador le pregunta si sabe que Carlos Fabra es un cargo importante en Castellón, Alberto contesta que no, y sin embargo, sí supo relacionarlo rápidamente cuando se le pregunta por algún nombre de alguien relevante, como se ha podido ver antes.

Ahora vamos a ver otro ejemplo de cómo el entrevistador le indica a Alberto lo que tiene que decir, y eso pasa cuando le preguntan por los monitores, sobre los que Alberto aún no parece tener una idea formada:

Min 3:48 - 4:24:

- E: "¿Pero esas personas (supuestos violadores) entraban en el centro así por las buenas, sin ser familiares, sin ser nada?"
- A: "Sí, me parece que sí" (Alberto parece no saber siquiera quién entraba)
- E: "¿O sea, que los monitores les dejaban entrar?" (incrimina a los monitores)
- A: "Creo que sí" (no sabe qué decir ni cómo seguir)
- E: "¿Y tú piensas también que a lo mejor, por preguntar ¿no?, que los monitores también podían estar implicados en esto? Puesto que ya no son familiares tuyos..."
- A: "Hombre, pues ellos entraban en la habitación..."
- E: "O sea, que entraban más o menos porque los dejaban"
- A: "No sé..."
- E: "¡Hombre, los dejaban! Si entraban en la habitación es porque los dejaban" (tono tajante e intimidatorio)
- A: "Pues si entraban es porque les dejaban"


Aquí Alberto ha acabado respondiendo lo que el entrevistador ha dicho; de no ser así, el niño no hubiera sabido identificar qué papel jugaban los monitores, luego esto ya podría considerarse una entrevista guiada si es el entrevistador el que le está indicando qué decir, viendo que su primera respuesta era decir que no sabía si los monitores dejaban pasar o no a los abusadores. Algo similar parece suceder cuando le pregunta si les daban drogas, donde en vez de preguntar si le daban algún tipo de droga más a tomar aparte de la cocaína, el entrevistador pregunta directamente por las pastillas, de modo que el niño sepa por dónde seguir.





La fotografía de arriba es el pentáculo que Santiago Moreno Rius, otra supuesta víctima, dibujó basándose en lo que presuntamente había sucedido en la masía Mas del Coll, y que va a ser de ayuda para lo que sigue en esta entrevista. Tras preguntarle a Alberto sobre qué tipo de drogas tomaban y cómo lo hacían (las respuestas de Alberto se siguen centrando en que no se acuerda muy bien), el entrevistador le pregunta en el minuto 5:19 si le suena el nombre de Svenja, y ante esta pregunta Alberto se para unos segundos para acabar diciendo sin mucha convicción que le suena un poco. Y ahora, atención al diálogo que sigue porque es muy importante:

Min 5:27 - 5:47:

- E: "¿Estuvo contigo también (Svenja) en el Baix Maestrat?" (ya le está indicando de qué lugar se supone que le suena)
- A: "Sí, ella iba a la residencia" (recordemos que antes dijo que le sonaba solo un poco)
- E: "¿También iba contigo?" (Alberto asiente sin firmeza tras esta pregunta)
- E: "¿También abusaron de él, no?
- A: "¿Eh?"
- E: "¿También abusaron de él?"
- A: "De... ¿pero qué es? ¿una chica? (si Alberto conoce a Svenja, no tendría que preguntar si es chico o chica ante la evidente confusión del entrevistador)
- E: "No, Svenja, Svenja, es un chico" 
- A: "¿Svenja es un chico?"
- E: "No, es una chica... Es una chica"
- A: "¿Es una chica, no?"
- E: "Una chica"


Si Alberto ya dudaba de conocer a Svenja o no, al final de este diálogo acaba diciendo que no se acuerda, puesto que ni el propio entrevistador parecía saber si Svenja era un chico o una chica. Ahora, si miráis la imagen del pentáculo, veréis que Svenja está colocada justo al lado de Alberto, luego cómo es posible que Alberto no sepa quién es la niña que estaba junto a él en una situación tan traumática. De todas maneras, en el testimonio de Santiago Moreno Rius vamos a saber que Alberto tuvo contacto tanto con Svenja como con su hermano en otra ocasión más, lo que nos pondría en la tesitura de decidir qué versión creer, la de Alberto, lo que se muestra en el pentagrama, o lo que dicen otros testimonios... o dudar de todas las versiones.

Después, cuando pasa a hablar de lo sucedido en la masía, sucede algo que merece la pena mencionar. En el minuto 6:39 el entrevistador le pregunta dónde está esa masía, pero Alberto pasa a contar lo que allí sucedió en vez de decirle dónde estaba aquel lugar, aunque fuera para decir que no sabe. Esto parece un detalle sin importancia, pero viene a demostrar que el niño en realidad no escucha la pregunta, sino que dice lo que tiene que decir de seguido, como siguiendo un guión ya establecido, y puede que eso tuviera que ver con las dificultades para explicar cómo fue el ritual en dicha masía:

Min 6:50 - 7:26:

- A: "Pero un día me llevaron allí a la masía Mas del Coll, estábamos jugando en un descampado, y después entramos y nos dijeron que teníamos que ir a cenar, entonces entró el señor Carlos Fabra, y había un niño gitano en el medio ¿no?"
- E: "¿En el medio? ¿Cómo en el medio?"
- A: "En el medio..."
- E: "¿En una habitación?"
- A: "Sí, en la masía Mas del Coll, en el medio..."
- E: "¿En una habitación de esa casa?"
- A: "No lo sé, no me acuerdo"
- E: "No te acuerdas...bien, estaba en el medio"
- A: "Estaba en el medio, nosotros estábamos así, y los mayores así (indicando con las manos; el niño trata de hablar de círculos pero sin saber defender qué paso y qué vio)
- E: "O sea, en círculos"
- A: "Sí"


Alberto no sabe explicar exactamente en qué parte de la masía sucedió eso porque dice que no se acuerda, tampoco sabe explicar qué significa eso de que el niño gitano estuviera en el medio, sino que tiene que ser el propio entrevistador el que le dice si fue en una habitación, y que estaban en círculos, y no solo eso, sino que cuando Alberto dice que Fabra disparó al niño en la cabeza el entrevistador dice: "aquí en la frente ¿no?" ¿Por qué tiene que indicarle en la frente si Alberto ya ha dicho en la cabeza? Busca continuamente que el niño acabe diciendo lo que él quiere oír. De hecho, cuando Alberto ya ha dicho lo que pasó con el niño gitano, el entrevistador se encarga de recordarle si hubo algún otro disparo más, y ahí es cuando Alberto responde lo del tiro al techo. Cuando segundos más tarde se le le pregunta si Fabra le había violado después de ese asesinato, dice que no se acuerda, aunque antes de eso dijo con toda tranquilidad que habían violado a todos los niños ahí presentes. Hay que tener en cuenta que Fabra va a ser una figura casi constante en cada testimonio a pesar de que en teoría son más de 40 los adultos implicados en los abusos, pero se da la coincidencia de que todos los niños entrevistados en vídeo (solo cuatro entre 80 víctimas) han sido presuntamente violados por Fabra.


Habiendo explicado ya lo sucedido en Mas del Coll, y cuando le preguntan si recuerda algo más que se le haya quedado en la cabeza, Alberto pasa a hablar sobre lo sucedido en Baix Maestrat (aunque en realidad, lo que cuenta es que de allí les llevaron en coches al Bar España), pero se equivoca y dice residencia Mas del Coll, lo que el entrevistador le corrige inmediatamente en el minuto 9:17. Lo interesante de resaltar esto es el gesto nervioso que hace el niño de mirar a su izquierda, donde hay algo o a alguien que está captando su atención. Este es otro factor a tener en cuenta, hacia dónde mira Alberto en según qué preguntas, como la prolongada mirada de nuevo a su izquierda (muy probablemente mirando a alguien) cuando va a hablar sobre las cosas que pasaban en el Bar España, y esto se puede ver a partir del minuto 9:38.

Especial mención a partir del minuto 9:45 cuando Alberto cuenta cómo supuestamente mataron a dos niñas gitanas en el bar. Esta es la transcripción completa:

Min 9:45 - 10:58:

- A: "Allí habían dos sillones... (mientras dice esto mira a alguien o algo a su izquierda) habían dos sillones, y allí reventaron a dos niñas"
- E: "¿Cómo que reventaron a dos niñas? No...no te comprendo (tras esta pregunta se le ve a Alberto en una actitud incómoda porque no sabe explicarlo) ¿Cómo que las reventaron? A ver, explícate"
- A: "Pos estaban sentados, Carlos... eh... espera... la... fue a una de las niñas, me parece que Carlos Fabra y... (se empieza a agitar nerviosos por no acordarse) el otro me parece que era Bernad"
- E: "¿Bernard? O sea... Bernard..."
- A: "Alapetite"
- E: "Bernard Alapetite"
- A: "Me parece..."
- E: "Sí ¿Las reventaron cómo? O sea, según tu explicación" (Alberto hace un gesto de exasperación)
- A: "Pues las niñas estaban mirando hacia nosotros, nosotros hacíamos así en el círculo, los mayores en otro ¿no? (fugaz mirada a su izquierda de nuevo) Entonces las niñas mirando a nosotros, y el Carlos Fabra sigue metiéndosela por el culo, y después, se bajaron... pero me parece que... me parece que las niñas pasaron por más hombres"
- E: "Por más hombres antes de llegar a..."
- A:"Antes de llegar a Carlos Fabra... me parece... no recuerdo muy bien. Me parece antes de llegar a Carlos Fabra y a Bernard pasaron por más hombres" 

Hay varias cosas que llaman bastante la atención en esta parte; una tiene que ver con la "indiferencia" con la que Alberto habla de lo que le hicieron a las dos niñas (comprobadlo vosotros mismos desde el minuto 10:24 hasta el 11:20), respondiendo que cree que las niñas estaban muertas como si no fuera algo tan importante, como si en realidad no fuera con él o como si no lo hubiera presenciado realmente; otro dato de interés tiene que ver con la palabra que emplea: "las reventaron"; leyendo y escuchando el resto de los testimonios, es cuanto menos llamativo que casi todos empleen la palabra "reventar" para referirse a este hecho en concreto, como si fuera una palabra predeterminada porque causa un impacto especial. No debe ser casualidad. Pero el momento más sorprendente aún si cabe es cuando empieza a hablar de que los niños estaban en un círculo y los mayores en otro, mezclando claramente el episodio del asesinato de las niñas con el del ritual del Mas del Coll.

Justo después de esto, y sin que el entrevistador hubiera necesitado hacer una pregunta previa completa, Alberto cuenta lo siguiente de carrerilla:

Min 11:27:

- A: "Cuando estábamos en el Bar España, cuando nos la metieron por el culo, bajamos las escaleras... pero eso antes de la fiesta, me parece... lo que te he dicho antes del Bar España, entramos por la puerta pequeña, subimos las escaleras, nos la metieron por el culo, nos hizo que se la chupara con la pistola aquí, (vuelve a contar todo lo que ya ha dicho antes de carrerilla) después bajamos las escaleras y había una señora" (este el el punto al que quería llegar Alberto)
- E: "¿Una señora, cómo era la señora?
- A: "Con una bata negra" (parece que se centra en la ropa y no en contestar cómo era físicamente, como si supiera que tiene que hablar de una jueza)
- E: "¿Recuerdas su nombre?"
- A: "Sofia"
- E: "Sofía... con una bata negra ¿Y sabes quién puede ser esa persona?"
- A: "¿Eh?"
- E: "¿Sabes quién puede ser esa persona?"
- A: "Pos... ¡jueza! Me parece que jueza (¿Cómo sabía Alberto que era jueza? Si tenemos en cuenta que esto entra dentro del contexto de una fiesta de disfraces, no puede saber ni si es jueza, ni su nombre. El abusador no va a dar sus datos, es como dejar en un atentado el D.N.I) Y entonces ella nos dijo que le quitáramos los botones..."
- E: "¿Ah, sí?"
- A: "Los botones de la bata, y se los quitamos, y entonces nos dijeron que le chupáramos las tetas y el coño."
- E: "¿Sí?"
- A: "Sí"
- E: "¿A todos los niños que iban?"
- A: "Sí, me parece que sí"
- E: "A ti también, o sea, porque tú lo recuerdas" (¿Por qué afirma por el niño?)
- A: "Yo sé que a mi... a mi sí que me..."
- E: "Bien, ella...¿pero también os obligaba como los otros, o sea...?" 
- A: "No me acuerdo, pero nos obligaba a que le chupáramos las tetas y el coño" (se contradice diciendo que no se acuerda, pero luego afirmando que sí se les obligaba)




Este fragmento forma parte de un reportaje sobre el caso Bar España en TV3. En el minuto 5:15 aparece Maria Jesús, prima de los hermanos Moreno Rius, decir sobre la jueza que "se quitó los botones y los niños tocándola". Según Alberto, es la jueza la que manda a los niños que le desabrochen los botones. No va a ser la primera vez que veamos en este vídeo versiones que no se corresponden exactamente con los testimonios.

Y si ya hemos visto que en ocasiones el entrevistador contesta por el niño, esta vez es Alberto el que sorprendentemente se adelanta a la pregunta:

Min 12:45 - 12:58:

- E: "¿Y durante esos actos había alguien que...?"
- A: "Sí, que grababa"
- E: "¿Te acuerdas de su nombre?"
- A: "No" (y sin embargo, sí recuerda los nombres de Carlos Fabra y de Sofía, cuando este hombre que grababa era un personaje también frecuente en los testimonios de los niños)
- E: "No te acuerdas... ¿Pero todos los actos se grababan en vídeo, todos los actos que se hacían que me estás contando?" (En realidad, Alberto no dijo en ningún momento que lo que se grababa, se grababa en un vídeo)
- A: "Creo que sí"


¿Cómo sabía Alberto que le iban a preguntar si alguien grababa? Y no solo esto es un detalle importante, sino lo que dice al respecto de que había alguien grabando; otros niños van a decir lo mismo, que siempre había alguien grabando las violaciones, pero ya hay como un mínimo una supuesta víctima que dice que a él nunca le grabaron, lo que entraría en contradicción con lo dicho anteriormente, pero eso es algo que se va a analizar más adelante. Siguiendo con el vídeo, hay otro fragmento donde se vuelve a confirmar que Alberto realmente no sabe qué papel juegan los monitores de la residencia en este asunto:


Min 13:28 - 14:24:

- E: "¿Y luego en el centro Baix Maestrat no dijeron nada al respecto?" (sobre la supuesta paliza que la jueza Sofía le propinó a Alberto)
- A: "No... no sé dónde me lo hizo..." (Alberto dijo previamente que le parecía que Sofía le había dado una paliza; no se puede dudar de algo así, ni del lugar donde ocurrió)
- E: "Pero cuando te pegaron una paliza, el Baix Maestrat no se hacía responsable de eso, o sea, pasaba de todo?"
- A: "¿Quién?"
- E: "El Baix Maestrat, los responsables" 
- A: "...No sé..."
- E: "¿Pasaban? ¿O sea, te cogían y decían: no ha pasado nada?" (tras esta pregunta, Alberto se queda un rato callado sin saber qué decir) ¿Hacían eso?"
- A: "¿Los educadores?" (vuelve a repetir la pregunta para ganar tiempo mientras piensa qué decir)
- E: "Sí; o sea, te veían con una paliza que te habían dado, o te veían sangrando y qué hacían ¿Te metían dentro de una habitación, y ¡hala!, ahí te aguantas?" (el tono cada vez es más brusco)
- A: (se queda un rato callado y se le nota tenso)"... Es que..."
- E: "No, no, ya sé que es difícil recordarlo, pero te digo, que nunca había una... una, digamos... una atención, o sea, que digamos que había una implicación entre todos..."
- A: "Ya, ya, pero... es que... No lo sé, no me acuerdo mucho, no sé si... A mí Sofía me pegó una paliza, me vieron con eso así, y no sé lo que me dijeron, es que no me acuerdo..."


No es que Alberto no recuerde, es que realmente no sabe qué decir de los educadores. No hay más que fijarse en esta transcripción, y que al principio dice que no sabe dónde le dio Sofía la paliza, pero ante la insistencia del entrevistador porque le cuente qué hacían los responsables del Baix Maestrat, al final acaba diciendo que los educadores le vieron con eso así y no sabe qué le dijeron, cuando antes dijo que no sabía en qué lugar le había pegado. Una vez más Alberto acaba respondiendo lo que le marca el entrevistador. En realidad, casi desde el principio de la entrevista, parece que Alberto no tiene mucho que decir sobre la residencia, ya que tan solo desde la primera pregunta que le hacen sobre qué es lo que pasaba en el Baix Maestrat, lo que él contesta es que un día les llevaron al Bar España. ¿Acaso no tenía cosas importantes que decir sobre la residencia en cuanto a abusos se refiere? En realidad, apenas hemos conocido datos en esta entrevista sobre lo que pasaba dentro del Baix Maestrat.

Un poco más adelante en esta conversación, vemos como el entrevistador crea un lazo de confianza con Alberto alrededor del minuto 15:30 cuando el niño cuenta que no se fía mucho de la gente mayor, pero de la persona que tiene delante sí, a lo que el entrevistador dice lo siguiente: "ya nos hemos visto varias veces, y hemos hablado, y hemos conversado. O sea que yo no soy de ese tipo de personas." Se adelanta a dar explicaciones de que solo se conocen de esto y así darse él un buen lugar, así que Alberto, con risa nerviosa y desviando la mirada, dice que no (que el entrevistador no es de ese tipo de personas) Tras acabar la entrevista, la pantalla se pone a negro y de fondo se puede oír un enigmático comentario hecho a cámara bajada (pero con el audio aún funcionando) de un adulto que parece ser Santiago Moreno Rius, quien se encontraba allí para ser entrevistado también, y lo que se oye en el minuto 17:11 es lo siguiente: "...queda más convincente..." ¿Qué se supone que tiene que quedar más convincente?



Acto seguido sale Alberto con recortes de diarios de Carlos Fabra, señalándole como su abusador y el de varios niños. Tras esto, la siguiente fotografía a mostrar es la de Giuseppe Farina, al cual no ha nombrado ni una sola vez porque decía no acordarse de su nombre, y que también estuvo presente cuando mataron a los niños; mientras dice esto, vuelve a hacer el gesto de mirar a alguien o algo a su izquierda. El último recorte es el de Bernard Alapetite, y de hecho, antes de mostrarlo a cámara se oye cómo le dan indicaciones a Alberto: "..y ponte a Bernard Alapetite"La pregunta es ¿por qué han necesitado hacer cortes de cámara entre periódico y periódico? ¿Es que necesitaban explicarle al niño lo que decir, de ahí que Alberto lo diga todo con mucha rapidez para que no se le olvide? 



No voy a cerrar este primer análisis sin pasar por alto un detalle de suma importancia, y es la identidad del entrevistador de Alberto, que no es otro que Antonio Toscano, un investigador especializado en el tema de sectas cuya popularidad aumentó de forma considerable tras acudir a varios platós de televisión asegurando que conocía la identidad del secuestrador de Madeleine McCann. Toscano trabajó con Reinaldo Colás para exponer el caso Bar España, pero su identidad hoy por hoy tiene más sombras que luces, habiendo sido acusado de fraude, falseamiento de Curriculum Vitae, y estando actualmente en paradero desconocido. No me voy a explayar mucho más en Antonio Toscano porque aún sería necesario contrastar más información, pero no se descarta que más adelante escribamos un artículo sobre él (o sobre otros informadores del caso) si se dan las circunstancias propicias. Dejo aquí un podcast de Toscano para que comparéis las voces, junto con información adicional







En la próxima publicación analizaremos el segundo testimonio de Alberto siendo ya adolescente, y el de su madre Dolores Calvo

Imágenes:

























4 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Lagry,

      Haz clic en el enlace de Documentos Bar España, el que está al final del todo, y una vez dentro haz clic en la carpeta "Albertito Hernández Calvo"; ahí te saldrá el vídeo y deberías poder descargarlo completo

      Un saludo

      Eliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Lagry,

      Gracias por la propuesta, pero voy a declinarla. Sin embargo, puedes usar la información de este blog como referencia si vas a hacer un podcast hablando al respecto de este tema

      Un saludo

      Eliminar